Navidad Y Consumismo
¿QUE ES LA NAVIDAD?
La Navidad en sí es una tradición religiosa para rememorar el nacimiento de Jesucristo el 25 de diciembre, no obstante, las festividades inician a principios de mes y terminan en enero.
Navidad, la fiesta de las luces, la paz y la armonía; en la que las personas celebran el nacimiento de Jesús. Es la temporada en la que se celebra la hermandad, la armonía, buena voluntad y la honestidad entre las personas…
Es un momento en donde se debe explicar a los niños que esta época es una oportunidad para vivir en familia con las personas amadas, para ser solidario, y regalar amor. Los recuerdos que deja la Navidad en las personas y en las familias es algo que continúa en todo momento, la ilusión que crea en todo el mundo, desde los más pequeños hasta las personas mayores.
La decoración debe representar la fe en la Navidad y la felicidad, la creencia de la Navidad como época religiosa, y el concepto de familia unida, de familia feliz que comparte momentos e ilusión y que espera el nacimiento de Jesús y la llegada de los Reyes Magos de Oriente.

NAVIDAD Y CONSUMISMO
Lamentablemente la esencia de esta festividad se ha ido perdiendo con el tiempo, y es que el modelo capitalista que dia con dia nos rodea, navidad es la época del año en la que más se consume, es el período donde durante la época navideña la promoción de nuevos juguetes explota en la pantalla televisiva, haciendo que muchas personas entren en el círculo vicioso de los regalos, cenas navideñas, decoraciones y ropa, haciendo así gastos en cosas que no son tan necesarias para esas fechas. 
La fiebre de la Navidad puede incluso arrastrar a muchos al endeudamiento o a la solicitud de adelantos de utilidades en sus trabajos. Una gran cantidad de personas suele recurrir a las tarjetas de crédito para acarrear estos gastos.
EDUCAR A LOS NIÑOS PARA UNA NAVIDAD MENOS CONSUMISTA
Enséñale a tu hijo el verdadero valor de las cosas y logren una Navidad menos materialista pero más feliz. Si de los regalos se trata, debes enseñarle a tu pequeño que lo importante no es el producto, sino el acto de dar. Ayúdale a sentir lo maravilloso que puede ser buscar o hacer algo especial, envolverlo y obsequiar a las personas que nos importan, o aquellas que nos necesitan. También tienes que enseñarle que, aunque no está del todo mal querer tener muchas cosas nuevas, no todo se puede comprar y hay que valorar lo que se tiene o se recibe, haciendo hincapié siempre en que la Navidad es un momento en que se debe valorar el amor y la dedicación de cada regalo. La idea es que tu pequeño aprenda a pensar en los demás y a darse cuenta de que puede hacer buenos regalos pensando especialmente en la persona. Hacer los propios regalos los llena de orgullo y son muy bien recibidos por los adultos, quienes los aprecian por el esfuerzo y la dedicación.

afg


Leer mas de: general, decision, eleccion, elección, cartilla, ludoteca, cuidado, enseñanza, niños, familia, navidad, regalos, dinero
Calificación
Aún no se ha calificado este artículo, ¡Se el primero en calificarlo!