Y Ahora, ¿Cómo Los Educamos?

¿Cómo ser los mejores papás? Seguramente has oído que los papás tenemos la responsabilidad de criar a los niños para que sean personas de éxito y felices, pero ¿Cómo se hace? ¿Dónde se aprende a ser papás? ¿Y si no lo hacemos bien…? La crianza es el arte de cuidar, formar y acompañar a un niño o a una niña en la aventura de la vida. Criémoslos y eduquémoslos sin humillaciones ni miedos; cuidémoslos con ternura, así como nos hubiera gustado ser cuidados en nuestra propia infancia.

¿Qué significa criar a los niños?

Existen diferentes maneras de como los adultos podemos relacionarnos con los niños para ir guiando su desarrollo y educación. A eso se le llama prácticas de crianza. La mayoría de las veces las prácticas de crianza se dan en la familia se basan en como los adultos fueron educados cuando eran niños. Cuando un adulto se hace cargo de la educación de un niño tiene ciertas ideas que lo guían para hacerlo de una manera o de otra, es decir, tiene ciertas creencias. Por ejemplo, si un papá piensa que la disciplina se da a través de los golpes y los gritos, va a ser violento con su hijo porque él piensa que eso es lo mejor para educarlo. Las prácticas de crianza se aprenden y aunque es difícil se pueden modificar.

Las prácticas de crianza se relacionan con la manera en que los adultos demuestran su cariño a los niños, con cómo les ponen límites, cómo mantienen comunicación con ellos, que valores les transmiten y que actividades realizan juntos. También tienen relación con las prácticas de alimentación y los cuidados para conservar su salud. Todas esas prácticas los adultos las van aprendiendo en su experiencia de ser papás. Se ven influidos por la educación que reciben o aprenden de otros adultos. En algunos casos, los adultos cuestionan en cómo fueron educados ellos por su familia y modifican su actuar con los niños. En síntesis, un adulto cría a sus hijos basado en: Los miedos ante las exigencias de la crianza. Las expectativas. Es decir, en lo que piensa que su hijo será en el futuro. Sus experiencias de la infancia. Su temperamento. ¿Por qué los papás tienen que saber de prácticas de crianza? Las prácticas de crianza van cambiando con el tiempo y se ven influidas por el avance tecnológico. Por ejemplo, al incluir alimentos industrializados en su consumo cotidiano, las familias modifican trascendentalmente la manera de alimentación y ello puede traer consecuencias muy negativas para la salud.

Por ello, ser papá requiere conocer sobre todos estos temas, pues como papá se tiene una enorme responsabilidad: guiar a cada hijo por la vida. Muchas veces los estilos de educar son diferentes entre una mamá y un papá. Eso es positivo porque sus hijos aprenden a conocer esas diferencias y aprenden a que cada uno tiene que respetar el estilo del otro. No existen recetas mágicas para criar a los hijos. Cada niño es distinto, pero lo importante es ponerse de acuerdo, porque la crianza se aprende en equipo; entre adultos que conviven con niños, sin importar si los padres están separados o viven juntos. ¿Y dónde se aprende a ser papás? Ser papá se aprende en el camino, con experiencia y asumiendo la responsabilidad los errores. Lo importante es pensar siempre si lo estamos haciendo o bien o es necesario cambiarlo. Hay diferentes prácticas de crianza, estas tienen relación con como se ve al niño. Se puede ver como un ser que requiere asistencia: que se le cambie, que se le de alimento, que se le duerma; o se le puede ver como un niño que además de tener necesidades fisiológicas, también tiene necesidades afectivas, sociales e intelectuales. Según veamos a los niños vamos interactuar con ellos.


Leer mas de: general, decision, eleccion, elección, cartilla, aprendizaje, ludoteca, padres, niños, familia, salud, crianza, sociedad
Calificación
Aún no se ha calificado este artículo, ¡Se el primero en calificarlo!